La tecnología

En las llantas de aluminio convencionales, un revestimiento es una capa de polvo horneado que se aplica encima de la superficie de la llanta. Cuando se rozan, el agua y la sal penetran en el revestimiento dando lugar a la corrosión y al deterioro.

 

Sin embargo, en las llantas Dura-Bright® el tratamiento patentado realmente penetra en el aluminio y forma una barrera protectora que se convierte en una parte integral de la llanta. Es eficaz para prevenir las grietas, los desconchados y la corrosión filiforme que son habituales en las llantas revestidas.